¡Bendita Navidad!

Aquí estamos de nuevo, después de unos días alejada del blog. No me apetecía escribir, me he encontrado bastante mal y eso hace que me decaiga el ánimo. Además tampoco es que deje a mis fans sin su ración diaria de alimento intelectual; básicamente por dos razones: nada más alejado de la intelectualidad que estos escritos "fets a cuita correns" y porque nadie salvo Antonio y, a veces, Liliana me lee y a ambos ya les caliento la cabeza a diario.
Fíjate lo que tiene estar de baja, a estas alturas ya debería estar agobiada con los exámenes y los informes. Ventajas del estar mala: sólo debo preocuparme por los dolores y de escribir el blog.
 
Tres semanas y vacaciones y ya tenemos a los niños en casa que, pobrecillos, se lo merecen, que la escuela mata mucho. Lo que peor llevo son las fiestas de marras. Llega la Navidad. ¡Hala, que se acaba el mundo!. Compras de comida, juguetes, regalos varios. Las tiendas a rebosar. …Y las comidas familiares.
 
Yo ya estoy sufriendo a la pesada de mi hermana que se empeña en organizarnos la vida a todos. Hoy me ha dicho que irá a la Misa del Gallo de no sé qué sitio, con lo cual ya me veo cenando a las 8 de la tarde en Noche Buena para que le dé tiempo….¡Y yo declarada en rebeldía!. El año pasado pasé la Noche Vieja sola, no me dió la real gana de ir a ningún sitio, parece que somos todo el año unos desgraciados y en estas fechas hay que ser más feliz que nunca. Pues no, yo soy feliz y desgraciada cada día un poquito, así no me aburro y de paso equilibro mis neuras y mis frustraciones que no son pocas.
 
El otro día leí que después de Navidad aumenta el índice de divorcios. No me extraña. Pasas Noche Buena, Navidad, Sant Esteve, Cap d’any, Any nou y Reyes  con toda la familia. Y por tal de no aguantar más a la suegra metomentodo , a la cuñada pija, al cuñado prepotente y a los sobrinos impertinentes, convienes que lo mejor es divorciarse y perderlos de vista, a todo el pack entero. Hablo de la familia política porque de la biológica no se puede divorciar una pero las situaciones suelen ser similares. ¡Miedo me da pensar que ahora tengo dos suegras y he duplicado mis cuñados…..!
 
Por cierto, aún no sé qué haré estas Navidades. El año pasado celebramos en feliz armonía tres de esos días señalados mis hijas, su padre y yo… ¡Lo que hace una por sus retoños!.
 
En fin, que me entra el "yuyu" nada más de pensar en estas fiestas. ¡Así me toque la lotería y tenga que irme a celebrarlo aunque sea a un balneario!, que los barros dicen que van muy bien para la fibro.
 
Besos.
 

Una respuesta to “¡Bendita Navidad!”

  1. Antonio Says:

    ¡¡¡¡ Feliz Navidad !!!! , espero que el fin de año sea más animado, cuídate , tq , besosssssss

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: