Un canto a la Autoestima

  Este texto está sacado del espacio de Plumamordaz,  lo traigo aquí porque creo que todos y todas deberíamos aprender de él. Doy las gracias a Pluma por autorizarme a reproducirlo.

Cita

Carta de amor a mí misma

 

Querida yo:

 

Me amo. Sé que me correspondo y que no podría estar lejos de mí. En mí encontré todo lo que buscaba. Sé que soy perfecta y afirmo sin titubear que soy la media naranja de mi vida hasta que la muerte me separe, si es que puede.

 

Inspirada en mi amor propio, cantaba hoy en la ducha a lo Rocío Jurado:

 

“Como yo me amo, /como yo me amo,/ convéncete/, convéncete,/ nadie te amará/ nadie porque/ yo/ me amo con la fuerza de los mares,/ yo/  me amo con el ímpetu del viento,/ yo /me amo a voz en grito y en silencio,/ yo / me amo con una fuerza sobrehumana…”

 

Y mi familia se reía, sorprendida de que, tan de repente, se hubiera operado este cambio en mí que me ha llevado a  amarme, quererme y respetarme hasta el final de mis días.

 

Pero, querida yo, tendrás que perdonar que, hasta hoy, tras 22 años de convivencia, no me haya dado cuenta de lo mucho que significo para mí, de que yo sin mí no soy nada, de que he buscado calor ajeno sin darme cuenta de lo que tenía… pero yo seguía ahí, permaneciendo junto a mí a pesar de mis desprecios, mientras que todos aquellos en los que intentaba confiar me traicionaban.

 

En el fondo, es imposible amar a alguien que no sea uno mismo. ¿Quién va a velar por mí más que yo? ¿Quién va a renunciar a sí mismo por mí? ¿Quién va a soportar mis defectos? ¿Quién reconocerá mis virtudes? ¿Quién me comprenderá? ¿Quién permanecerá conmigo pase lo que pase? ¿Quién me perdonará la pérdida de la juventud con el paso de los años?…

 

Solamente yo me abrigaré en las noches de invierno y  sólo yo me sacaré en verano de paseo. Tengo, pues, sobrados motivos para amarme. A nadie se le puede exigir estas cosas y, ni mucho menos, que tenga unas prioridades similares a las mías… ¡ o  siquiera un carácter compatible!

 

Entiendo que, después de tanto tiempo, el mío no sea un amor apasionado; es más, creo que jamás sentiré cosquillitas en el estómago cuando me mire en el espejo… pero el mío es un amor sereno, como la madurez.

 

Me comprometo entonces, amor propio, a mantener viva la llama, a proclamarlo ante el mundo sin vergüenzas – aunque un amor como este no sea socialmente aceptado-, a dedicarme piropos que me hagan sonreír, a tirarme detalles en las fechas especiales y en las cotidianas – ya que cada día junto a mí es especial-, a escribirme cartas para que salgan a la luz mis más bellos sentimientos… y a todo lo que me apetezca.

 

Lo dicho. Me amo… y como yo me amo nadie me amará… ¡Porque YO lo valgo!

 

Siempre mía (YO)

 

Dedicado a mi hermana, que también se ama a sí misma, casi tanto como yo me amo.

Una respuesta to “Un canto a la Autoestima”

  1. Rosa Maria Says:

    He leido y releido este texto; habrá que hacerlo más a menudo; ciertamente, si tu no te quieres, resulta difícil transmitir amor y quererse a si mismo es primordial para que todo lo que haces tenga un sentido.
    Feliz semana Carmen
     
    Un besito
    Rosa Maria Vs Candela

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: