Living apart together

Juntos pero viviendo separados o lo que es lo mismo, ser pareja no convivencial.

Antonio me remite hoy un enlace de El País  sobre el tema. He leído el artículo, los comentarios. Tener pareja y no vivir bajo el mismo techo es algo que se va imponiendo cada vez más. Supongo que las razones tienen que ver con los cambios sociales que se han producido y que se siguen produciendo en esta sociedad. La mujer está plenamente incorporada al mundo laboral al que le ha costado muchísimo trabajo llegar y en el que le cuesta mucho más mantenerse. El concepto de familia difiere, afortunadamente, del que mostraban los libros de texto cuando una servidora de ustedes era pequeña. Aquella en que el papá leía el periódico en el sofá mientras una madre sonriente, que seguramente había abandonado su puesto de trabajo para casarse, hacía las tareas domésticas y todo ello aderezado con un sinfín de hijos de variopintas edades. Con la incorporación de la mujer a la vida laboral hemos quedado en igualdad de condiciones respecto a nuestras parejas hombres. Éste es un mundo globalizado donde las comunicaciones y las oportunidades para viajar y trabajar nos permiten conocer y mantener relación con personas de lugares lejanos.

Por todo lo anterior muchas personas se plantean el hecho de ser LAT, es decir ser pareja y no convivir bajo el mismo techo. A algunos pudiera parecerles una aberración, pero una servidora les asegura que es una maravilla. A Antonio y a mí nos separan 150 Km, una nimiedad comparada con aquellos que deben coger el avión para verse, que los hay. ¿Qué nos ha llevado a eso? Yo diría que las circunstancias, en primer lugar, nosotros ya nos conocimos en ese contexto. Por otra parte yo, que ya tuve 15 años de convivencia con mi anterior pareja, me atrevo a afirmar que al amor lo mata la cotidianidad. El estar separados hace que tengas todo lo bueno de una relación de pareja con el único inconveniente de que el recibo del teléfono, el agua, la electricidad, el gas se duplica; de que a veces no recuerdas en qué casa está aquella botellita de vino que compraste para una ocasión especial, que suele ser cada fin de semana que se pasa juntos. Como ventajas podría enumerar un sinfín, como el hecho de que siempre que te ves es porque te apetece y que cuando lo haces siempre estás  de buen humor porque para dos días que vamos a estar juntos no vamos estar con broncas, decides en qué ciudad quedarte el finde en función de lo que te apetece hacer, cada uno tiene su propio armario por pequeño que sea el piso, puedes hacer dieta sin que a tu pareja se le ponga cara de lechuga ….

Ahora más en serio. Llegados a una cierta edad tenemos una determinada manera de vivir, a todo se acostumbra uno y a vivir solo más. Cambiar el trabajo supondría un estrés terrible en algunas ocasiones y en otras se vuelve una misión imposible. Por otra parte están los hijos, vamos, las mías. Yo he escogido a Antonio como él me ha escogido a mí. ¿Sería lícito que yo impusiera a mis hijas la convivencia con él? Imagino a una de mis hijas diciendo: mamá, que tengo novio y que me lo traigo a vivir a casa, pues la situación es la misma. Y para Antonio, toda la vida viviendo solo y tener que aguantar a dos preadolescentes que discuten por entrar en el baño, por el mando de la tele o por el teléfono.

Reflexiono sobre el tema e imagino a tantas parejas conviviendo bajo el mismo techo, algunos con turnos de trabajo cambiados, otros pasando dos o tres días a la semana fuera de casa por motivos laborales, otros reventados al llegar la noche después de trabajar y hacer doblete en casa con los niños. No creo que convivan más que los LAT.

El modelo de familia ha cambiado así que, además de la "tradicional", tenemos las familias monoparentales, las de parejas del mismo sexo, parejas en las que cada uno aporta sus hijos a las que se pueden incorporar los hijos comunes y las parejas no convivenciales. Lo mejor: que cada uno es libre para escoger cómo le gusta vivir pero yo ya lo tengo decidido: ¡Virgencita, qué me quede como estoy!

 

7 comentarios to “Living apart together”

  1. Tienes toda la razón. Yo soy todavía joven, tengo 30 años, y estoy divorciada despues de 5 años de matrimonio. Vale, no es mucho, pero llevo dos viviendo sola después de divorciarme, más los 4 que llevaba entre sola y compartiendo piso antes de casarme, y la verdad… ahora mismo ni me planteo volver a compartir piso. Bueno, me lo planteo desde el punto de vista economico, pero fijate que prefiero estar en pluriactividad (que el otro dia me enteré que pluriempleada es otra cosa) antes que compartir piso con alguien. Ya sé que una pareja es diferente… pero como ni la tengo ni veo posible tenerla en un futuro cercano…. creo que elijo también ser LAT, el día que la tenga, si ese dia llega. Y si no, me quedaré como single, que tampoco está tan mal.
    Besos guapa!! Y que el amor os dure muchos años a Antonio y a ti.

  2. Entelequia Says:

    Tal y como están las cosas ser LAT es una buena opción siempre que no te dé el antojo de tener hijos con tu pareja.
     
    La mejor forma de vivir es aquella que mejor se adecúa a tus necesidades.
     
    Saludazos, majísima

  3. Hola Carmen……yo no puedo opinar mucho de este tema por que,ni he convivido,ni   LAT.
     no se si has leido que la noticia estrella en septiembre es el divorcio,las parejas no se ven mucho durante el año por cuestion de trabajo basicamente ,a la hora de las vacaciones conviven más horas juntos y es hay donde salen los problemas atrasados,es que la convivencia dia a dia es muy complicada……
    otra cosa el Lat no es nuevo……los jubilados solteros/as,viudos/as lo practican hace años,se juntan (hacen bien),no conviven….y se divierten con viajes ,comidas etc…………por lo tanto tienen dos pagas pa lo que quieran,pues que disfruten que se lo merecen…
    un saludo amiga,feliz semana

  4.    Hola Carmen,  poco puedo decir al respecto y no será  por no haber sobrevivido y vivido  lo mio…  la cosa está  que sobre la familia… y  respetando todas las formulas de los demas,  yo soy muy clasica y me siento muy bien en pareja y bajoo el mismo techo y hace ufffffff bastantes ya… creo que cada  cual cuenta la cosa segun le halla ido,  a mi personalmente me gusta mi vida actual, y no ha variado mucho en muchos años… así que digo como tu virgencita virgencita (y eso siedo exceptica y todo) que me quede como estoy,  sobre todo con salud y ganas de tirar para lante…
     
     
    Un abrazo  

  5. Vaya, que bueno coincidir con una persona que piensa igual en ese sentido…jeje, estoy totalmente de acuerdo contigo… chica es que has retrado lo que sería para mi una situación ideal y mira por ese camino voy…o sea, después de haber convivido bastantes años con dos personas diferentes, estoy hasta el moño, cuando me divorcie no veía el momento de recuperar mi adorada independencia y a mi amiga soledad… ya llevaba bastantes años viviendo sola, me costo volver a compartir y no salio bien… apenas un año y medio de casada… creo que a estas alturas se me va a dar muy complicado volver a convivir bajo el mismo techo, si alguna otra vez hago migas con alguien, espero que respete mi decisión irrevocable de "tu en tu casa y yo en la mia"…
    Me encanta esta entrada, te prometo que voy a recomendarla jajajajajajajaja

  6. Buenos días! Me llamo Míriam Pina y soy periodista del programa Entre Línies de Televisión de Cataluña http://www.tv3.cat/entrelinies. Le escribo porque precisamente estamos preparando un reportage sobre LAT y necesitaría poder contactar con personas que hayan escogido esta manera de vivir en pareja. No sé si podrá ayudarme pero le agradezco de antemano su atención. Le dejo el correo de nuestro programa: redaccio.el@sticaki.cat

  7. Carlos Teja Says:

    Saludos, mi ex esposa Cynthia y yo estuvimos casados por 13 años, nos divorciamos… y nos llevamos mucho mejor de divorciados que de casados, como con ella y mis hijos a diario, estamos juntos los fines de semana, viajamos juntos… pero vivimos cada quién en su casa y esto nos ha funcionado de maravilla, somos LATs y nos encanta!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: