Sociópatas o el arte de mezclar Churras con Merinas

Esta mañana en la Ser se han hecho eco de una noticia referente al estudio llevado a cabo por el Colegio de Pediatras de Catalunya. Era una nota breve que no he visto reflejada ni en la página Web de la Ser ni en los periódicos digitales que he consultado.

El estudio en cuestión ha analizado las causas de los comportamientos de niños con conductas anormales.  Entiendo por anormales aquellas que tienen que ver con la agresividad, la irresponsabilidad, la inmadurez, etc.

En fin, que lo que dicho estudio concluye es que a estos angelitos no les pasa nada, no presentan patología alguna. Lo único que presentan son conductas antisociales, es por ello que los denominan SOCIÓPATAS. Estas conductas, según el estudio, tienen que ver con la permisividad de los padres que no imponen límites a sus hijos, que no les exigen responsabilidades y que acceden a todo tipo de demandas por parte de ellos. El estudio afirma que la responsabilidad de la educación de los hijos la tiene la familia. (¿Es esto una novedad?)

Lo cierto es que ayer precisamente, entraba yo en clase de mi amigo y compañero que estaba que se subía por las paredes. En una clase, cuyos alumnos rondan los 11 años de edad, alrededor del 40% tiene televisión en su habitación. De este modo, nadie controla la hora a la que se van a dormir ni la cantidad o el tipo de programación que consumen. Él estaba indignado porque decía que en semejantes condiciones, supongo que de cansancio y embotamiento mental, cómo puñetas van a aprender, pero que después, a nosotros bien que se nos exigen resultados.

Ayer de mañana mi hija, de 14 años, se quejaba de que era de las pocas de su clase que desayunaba antes de ir al instituto porque los demás preferían dormir algo más a desayunar en condiciones. Todo ello con el beneplácito de sus padres.

Recuerdo cuando, de pequeñas, me decían que yo era la madre más mala de todas porque no las dejaba comer bollería a diario y sí bocadillos. Pero no he perdido posiciones en el ranking, ahora sigo siendo  la peor también, porque no las dejo ver las series o los realities de televisión que ven la mayoría de sus compañeros y que acaban a las mil y quinientas.

Ya sé que me repito más que el ajo y que, en muchas entradas trato aspectos parecidos pero es que algunos estamos cansados de trabajar bajo la presión de quienes luego no mueven un dedo. Y a veces me digo: ¿Es mío el perro? ¡Pues tampoco el collar!. Pero para todo hay que valer en esta vida, incluso para saber pasar de las cosas y servidora tiene mucha palabrería pero también muchas carencias, entre ellas la de la cualidad de saber pasar.

Algunos padres entienden que las obligaciones para con sus hijos se refieren a proveerles de cantidad de cosas materiales, de hacerles una vida fácil. Creen que la sociedad del bienestar, que por cierto se está cayendo con esta crisis que no sabemos dónde va a llegar, consiste en comprarles cosas. Cuántas más y más caras, mejor.

La sociedad del bienestar, el disponer de recursos materiales suficientes deberían ser sólo un instrumento para proveer a nuestros hijos de los recursos para que el día de mañana sean autónomos, responsables, respetuosos, empáticos… Vamos, lo que mi madre, sin enrollarse tanto, diría ser un hombre o una mujer de provecho.

Pero algunos no tienen claro nada de esto y mezclan Churras con Merinas así que luego no saben qué lana les van a dar.

churra[10]Churra

merina[11]Merina

…?

Abro de nuevo esta entrada para enlazarla con una del blog de mi amiga Núria. Creo que viene muy al pelo

http://nroig.blogspot.com/2008/09/grcies-joan.html

 

10 comentarios to “Sociópatas o el arte de mezclar Churras con Merinas”

  1. No se puede explicar mejor la sociedad en que vivimos, aunque me temo que lo peor esta por llegarl
     
    Un saludo

  2. Jajajajajaja me hizo gracia lo de la peor madre, yo no sé si fui peor pero desde lueg muy poco típica eo si, con lo de la tele no tuve problemas poque mi hijo  era un reloj y a las 9 como mucho ya estaba durmiendo jajajajajaja, fue dormilón desde que nació, pero después se ha ido desmadrando poco a poco, y ahora con 20 años ni te cuento, pero se podría decir que nunca ha sido un niño problemático, sabes  creo que tome el manual  que mi madre uso para mi, aunque con el tiempo observo como muchas de las cosas que procuré inculcarle, se le han olvidado, tiene su propia personalidad y se parece muy pouito a su madre jeje,  el otro dia precisamente leia sus notas desde que iba a la guardería y me pase un rato muy bueno y divertido…desde luego era un figura…pero sí, entiendo las dificultades que hemos creado en torno a su eduación.
    Sabias que cuando tenia 14 años estuve dando clases en el colegio durante un año a  niños de entre 6 y 8 años, eran otros tiempos sin duda, fue una bonita experiencia que tuve que dejar para ponerme a trabajar…;)
     
    Besosssssssssssss

  3. Pues yo creo ciegamente que tu postura es la correcta y adecuada y ójala el resto de los padres estuvieran tan concienciados. Mi infancia fue como la que tu le has dado a tu hija, con bocatas de pate, jamon de york, nocilla y mantequilla…. No había tele hasta despues de los deberes, y solo programas adecuados. La primera consola que hubo en mi casa era de una marca totalmente desconocida, la compartimos entre tres hermanos, y el pequeño tenía ya como 10 años entonces. Nuestros juegos eran tipo tetris, puzzles y alguno de futbol. Nada de matar marcianos, mafiosos o guerreros. Los cumpleaños se celebraban en casa, con bocadillos y sandwichs de todo tipo, y bizcocho relleno de mermelada y nata con gominolas (hecho por mi madre, por supuesto) y mis primeras vacaciones de verano fueron en el pueblo donde mi padre trabajaba, a 25 km. escasos de casa, y de campamento en unas naves abandonadas a las afueras.Y sabes que? Siempre he querido educar a mis hijos en el caso de que los tenga en la misma forma. A pesar de ser la "mala madre" de la pandilla, la rara, o la rata….Y también pienso que tu hija, el dia de mañana, sabrá apreciar tus esfuerzos por no caer en la permisividad actual, y te lo agradecerá eternamente.Un besazo.

  4. unadeprestado Says:

    Hola malamadre!!! jejeje fuera de bromas …tenemos hijos  consentidos y no culpables de nada,así nos luce el pelo…gracias por la aplicación de las ovejas …un beso de otra malisima madre

  5. Hola Carmen!!
     
    Me sigue encantando tu página y leer tus escritos, por favor no pares de hecerlos, no pares de escribir.
    Te queria pedir un favor, ¿me dejas copiar, este en concreto (y de momento) para ponerlo en la sala de profes?, anda dime que sí.
    Bueno y ya de paso, mirar a ver si antes de que acabe el curso logramos quedar un dia para tomar ese cafe que tenemos pendiente.
    Besos

  6.  Encarni, cuánto honor! en la sala de profes! Claro que te permito copiarlo, aunque, a decir verdad me da cierto pudor. Pero me sentiré muy honrada, aunque no digo nada que no sepamos todos los que nos dedicamos a esto.

  7. Ni más clarito se puede decir.
    Seguro que asistes a tus clases viendo en las caras de los niños las correspondientes a las de sus padres…
    Dificil la solución.
    Si avisas a los padres para que acudan a cualquier asunto, seguramente respondan aquellos que sus niños no tienen ningún "poblema".
    Desde hace treinta años (los que tienen mis "niños") nada nuevo bajo el sol en la escuela.
    A grandes males, grandes remedios. Y el gran mal es el cambio continuo de planes de estudios y por ende la desorientación de toda la comunidad educativa.
    Reunamos en un lugar a una serie de intelectuales de prestigio a nivel nacional, de todas las especialidades, y que salgan cuando tengan un plan de estudios duradero, eficaz y unificado. Que todos hablen la misma lengua, se estudie la misma Historia, con criterios unificados en todas las materias. Que todos nos aclaremos sobre las programaciones académicas y las extraescolares, con asignaturas fundamentales y secundarias… en fin.
    Lo dice un padre, "víctima" de la escuela de los sesenta.
    Carmen, me parto de la risa mirando lo de las churras y las merinas… MU GÜENOOOOOOO…!!!
     
     

  8. Jose Antonio, tú propones una revolución. Es cierto que no podemos estar sometidos a tantos cambios en tan poco tiempo. También es cierto que si las cosa no funcionan se cambian y punto. Claro está que primero habrá que saber por qué no funcionan e incidir sobre eso. Ni te imaginas los movimientos orquestales que genera cada cambio en el plan de estudios. Pero bueno, doctores tiene la iglesia…
    Con respecto a las churras y a las merinas decir que fui fiel a la célebre frase de vale más una imagen que mil palabras. De todos modos, como lo quería decir era que muchas veces se confunden conceptos totalmente opuestos, voy a recurrir a la RAE por si alguien se ha perdido:
     
    Churra: Dicho de un carnero o de una oveja: Que tiene las patas y la cabeza cubiertas de pelo grueso, corto y rígido, y cuya lana es basta y larga.
    Merina: Dicho de un carnero o de una oveja: Que tiene el hocico grueso y ancho, la nariz con arrugas transversas, y la cabeza y las extremidades cubiertas, como todo el cuerpo, de lana muy fina, corta y rizada.
     
    Como ves, ambas se parecen como un huevo a una castaña.
     
     
     
     
     

  9. Mujer, yo propongo una revolución cambiando primero a los doctores y que se pongan a trabajar, sin prisas pero sin pausas. Mientras el mundo que continúe su marcha, klaro.
    Es que creo que un buen Plan Nacional (con perdón) de Estudios es fundamental para empezar a aclararnos, en primer lugar los maestros.
    Ya veo que sale tu vena didactica y te agradezco tu aclaración, pero te recuerdo que si algo saqué en claro de "mi" escuela fue el "vicio" de la curiosidad y el gusto por saber, conocer, analizar y sacar conclusiones de todo lo que aparece ante mí, y más allá.
    Gracias por tu blog y por tus comentarios, Carmen, maestra, amuiga.

  10.    yo te veo bastante coherente y muy buena madre. No bajes la guardia nunca si se trata de hacer un mundo mejor… 
    la cosa es saber y decirle a las otras mamas que no sean amig@s de su hijos, sino verdaderos padres y que no se dejen llevar por la comodidad  del consumo por el consumo…  tu lo sabes mejor que nadie,  es mas facil dar y quedarte tranquilo,  que perseverar en lo correcto y hacer del niño un buen ciudadano…
     
     
    un abrazo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: