La Señora Duquesa

image

 

 

 

 

 

Menudo follón tiene liado la Casa de Alba. Doña Cayetana, con unos cuantos años a sus espaldas (83) y la mayor poseedora de títulos nobiliarios en el mundo, pretende casarse con un pimpollo veintiséis años menor que ella. Tal noticia ha encendido la señal roja de peligro en sus hijos. A saber:

  1. Carlos Fitz-James Stuart divorciado, de Matilde Solís de la que se dijo había intentado suicidarse pegándose un tiro, y que ahora pasea con Alicia Koplovich
  2. Alonso Martínez de Irujo, divorciado de María de Hohenlohe
  3. Jacobo Fitz-James Stuart separado de María Eugenia Fernández de Castro
  4. Fernando Martínez de Irujo
  5. Cayetano Martínez de Irujo, conocido por sus numerosos romances (recuerden el que mantuvo con Mar Flores y sus fotos en la cama) y ahora separado de Genoveva Casanova con la que se casó con posterioridad a su doble paternidad
  6. Eugenia Martínez de Irujo. Divorciada de Fran Rivera Ordóñez y actualmente pareja de Gonzalo Miró a quien aventaja en unos cuantos años, trece concretamente.

Sabido es que la Duquesa los prefiere jóvenes, no en vano su segundo marido, Jesús Aguirre era once años menor que ella.

Pues bien, con todos estos antecedentes, sus hijos, modelo de personas que mantienen relaciones estables y convencionales, presuntamente pretenden incapacitarla legalmente con el fin de impedirle su matrimonio con Alfonso Díez de sólo 57 años. ¡Ay! ¡El que esté libre de pecado que tire la primera piedra!.

Cierto es que no parece ésta una relación convencional, que la Duquesa aparenta no estar para muchos trotes. Yo, que no entiendo de convenios prematrimoniales opino que, en el supuesto caso de que se casaran, la herencia de los Alba no iba a peligrar causando la indigencia en sus hijos. Aunque eso sí, el tal Díez se iba a asegurar su jubilación, que ya se sabe que la pensión del funcionariado no es muy alta que digamos.

Me parece pues, una cuestión de puro y duro machismo. Nadie cuestionó en su momento a la Señora Marina Castaño cuando se casó con Cela, cuarenta y un años mayor que ella, ni a otros muchos señores mayores y fondones que se casan con señoritas jóvenes y de buen ver.

Doña Cayetana, a la que no tengo el placer de conocer, parece una persona jovial, siempre fue transgresora y ahora va a transgredir lo imposible. ¿Por qué no tiene derecho a casarse con quien quiera y pasar los últimos años de su vida acompañada por quien puede hacerle la vida más agradable y amena? ¿No le han dado sus hijos suficientes disgustos con sus relaciones de pareja? ¿No hacen sus hijos la vida que quieren?

Ella, que es una mujer de posibles, puede permitirse semejante excentricidad. Entonces, ¡qué la dejen vivir!.

   

8 comentarios to “La Señora Duquesa”

  1. unadeprestado Says:

    jajaja no sabia de tu faceta rosa…en serio ..la familia esta me repatea por lo que significa tanto ella como su recua pero le reconozco el derecho a casarse o hacer lo que le venga en gana sin necesidad del consentimiento de sus queridos hijos…un beso reportera 

  2. Vaya usted a saber que intereses habrá detrás de tanta preocupación, pero eso si, debe haber sido un flechazo en toda regla, porque nunca antes se escuchó del tal idilio, a mi particularmente me la repatea lo que haga dicha familí, creo que todos ellos son unos señores parásitos que solo viven de los títulos de su señora madre… que es de donde ha salido lo mucho que tengan ahora mismo (si es que realmente tienen tanto que eso esta por ver) pero un título es un título en este país y vende mucho en la galeria rosa de los vips, no creo que nadie este libre de pecado, ni la señora duquesa ni el recien estrenado noviete, ni los hijos, ni los yernos ni las nueras…puestos a que alguien de la realeza me caiga medianamente bien, sin duda me quedo con Luisa Isabel Álvarez de Toledo, duquesa de Medina Sidonia… la Duquesa Roja como se la conocia popularmente y fallecida este año, al menos esta señora los tenia bien puestos y no se anduvo con chinitas… muy contrariamente a esta otra que lo único que parece le interesa es la farándula de los toros y el ole!!, alla se las apañen con sus intrigas palaciegas…
     
    Besosssssssss

  3. Pues ya ves Marina, como el cuerpo no me aguanta mucho me dedico a exterminar virus informáticos, a ver la tele y a escribir crónicas rosas. A mí también me la repatea esta familia. escribí la crónica porque me parece:Primero, de una injusticia tremenda que esos hijos, después de que no son modelo de nada pretendan que su madre se reprima en lo que le viene en gana hacer que es casarse.Segundo; porque me parece una actitud machista, si fuese un viejo pellejo el que se casara nadie cuestionaría la boda. Por lo demás bastante tengo yo con lo mío

  4. Hola wapa, a pesar de ser un tema que no me interesa lo más minimo que ya me tengo que tragar a todas horas en televisión, voy a dejar mi opinión.
    Por supuesto que tiene derecho a casarse con quien quiera, y además, debe hacerlo. Y de hecho, creo que lo hará, si asi lo quiere, menuda es Doña Cayetana!!
    Además, comunicarte una pequeña errata en el texto, y es que al principio pones que el pimpollo es 26 años mayor que ella, y no menor. Y una pequeña correción. En realidad, si hubo muchos que pusieron el grito en el cielo cuando Cela se casó con Marina Castaño, aunque no se si bien por la diferencia de edad, o por el interés que se le presumía a ella casandose con él. Que al fin y al cabo, creo que es también por lo que se pone el grito en el cielo en el caso de la Duquesa, el interés, y no la diferencia de edad…
    Al menos, es la conclusión que saco yo de todo este guirigay que se ha montado con el tema…
    Besos wapa!!
     

  5. ¡Uy! ¡Cómo pudo deslizarse una errata en mi texto! Gracias Bruji,  por la rectificación.Es cierto que, al principio, sí que hablaron de Cela y de su esposa pero esta sociedad entendió que ella sientiese una gran admiración por un hombre de tu talla (¡no, la de pantalones no!) de su talla literaria.

  6. Ten cuidado con la tele porque es muy adictiva y dentro de nada te veo mirando los culebrones jajajaja

  7. Pepe, no sabes el bien que me hacen los culebrones y los programas de cotilleo cuando estoy tan mal, te recuerdo que cuando tengo un brote mi cuerpo no sirve de mucho y mi mente se embota con facilidad. Benditos sean los programas de cotilleo que tanto bien me hacen en los absurdos, dolorosos y aburridos días de baja

  8. LÁZARO Says:

    Buenas noches Carmen…………sabes una cosa este tema me esta ya hartando un poco,no por el hecho de que ella  se case o no,
    es una noticia que la dan a todas horas,los carroñeros del corazón la utilizan para debatir o burlarse,(se ve que esta muy quemada Belen Esteban),pues que la dejen tranquila y si se quiere casar que se case……..
    voy a ver más entradas……que voy con retraso

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: