Color Esperanza

Aprovecho para escribir en uno de mis múltiples descansos diarios. Hago una cama y debo descansar, recojo la cocina y debo descansar, pongo la lavadora y lo mismo……..

El viernes, por fin, fui a la Unidad de Fibromialgia del Hospital Clínic. Salí de casa con tiempo. Siempre me  pierdo en los grandes hospitales. En el metro, hora punta. La gente se agolpa e invade tu espacio vital, tu burbuja. Eso no me incomoda. Los de ciudad estamos acostumbrados. Los roces de la gente al entrar y salir me hacían daño.

Llegué pronto y con unos veinte minutos de retraso me recibió el doctor Muñoz. Soy muy mala para hacer hipótesis sobre la edad de las personas pero creo que rondaría los 60 años. Me recibió con correción y con cierto sentido del humor que hizo más leve la tensión de la conversación mantenida con él. Después de realizar la anamnesis me dio un cuestionario en el que yo debería marcar diferentes adjetivos relativos a las características de mi dolor. ¡Uf, qué difícil! ¿Qué cómo es el dolor? Pues doliente, jodiente, cargante, desesperante…. Pero no, estos adjetivos no estaban en el cuestionario así que tuve que esforzarme en identificar ciertas características de mi dolor. Después tuve que marcar en unas siluetas humanas dónde sentía dolor. Si hubiese sido una quiniela hubiese hecho un pleno porque acabé marcándolo casi todo. Creo que incluso olvidé algún punto de dolor. Y es que, además de dolorida y exhausta me siento aturdida mentalmente hasta el punto de que ahora, mientras escribo, debo hacer pausas para intentar que la palabra (significante), cuyo concepto (significado) tengo en la mente, sea capaz de venir a mis dedos y letra a letra dibujarse en mi monitor.

Acabada la anamnesis, el Dr. Muñoz me dejó sola en una pequeña consulta amueblada con una camilla, una báscula y una pequeña mesa de despacho equipada con dos sillas, una para la paciente y otra para su acompañante, un ordenador y el asiento que él mismo ocupaba. No sé cuánto tiempo dediqué a rellenar el cuestionario pero estuve pocos minutos esperando la vuelta del doctor una vez lo hube acabado. Cuando volvió inició la exploración de mi dolorido cuerpo. Lo primero pesarme. ¡Qué trago! 68 kilos para 1,68 m de altura. Y empezó a hacerme girar, flexionar a tocar partes de mi cuerpo a lo que éste respondía con dolor y yo con un !Ay!.

Finalmente me invitó a vestirme y volver a mi sitio en la mesa, frente a él. Concluyó que tengo Fibromialgia y Fatiga Crónica. Él me explicó que ambos síndromes eran primos hermanos y que solían ir unidos pero que me derivaría a la Unidad de Fatiga Crónica del mismo Hospital Clínic para que me visitasen porque cree que la Fatiga prima sobre la Fibro.

Me dijo que él no podía hacer nada por mí. Que la Fibromialgia se estaba dibujando como una enfermedad neurológica pero que no tenían la certeza de nada y que se estaban dando fármacos que había para otras enfermedades de tipo neurológico. Yo añadí que tampoco había acudido a la visita con grandes espectativas y él me preguntó que para qué había ido entonces. ¡La esperanza es lo último que se pierde! Yo estaba cada vez más aturdida, ahora también emocionalmente y tuve que hacer esfuerzos para no llorar. Debí haberle preguntado que para qué visitan a pacientes si no pueden hacer nada por ellos. La única esperanza que me dio fue el hecho de que la Fibro no tiene secuelas y que si se descubre algo que la cure no tendré deformación ósea como en el caso de la artrosis, así que no se me notaría nada. Eso es lo malo doctor, que no se nos nota nada y tenemos que ir justificándonos constantemente ante los demás. Fue ahí donde le dije que imaginase el marrón de una fibro cada vez que acudía al médico y debía contarle lo mismo, dolores agotamiento extremo….Él me pidió que imaginase a mi médico cada vez que iba yo, le hablaba de mis síntomas y no podía hacer nada por mí……..

Además de derivarme a la Unidad de Fatiga Crónica, me ha derivado al psicólogo y a una asesora laboral. Supongo que deben justificar que es un área multidisciplinar porque si no pueden hacer nada, ¿qué puedo esperar?. Quizá que me ayuden a encajar lo que tengo. Es una pena que yo no sea creyente, también me ayudaría a encajarlo.

Sobre la Unidad de Fatiga Crónica me dijo que tampoco me creara grandes espectativas, Si bien para la fibromialgia no había medicación, sí la había para mitigar los síntomas: análgésicos. Con la Fatiga Crónica no se pueden ni tratar los síntomas. Eso sí, me harían muchas analíticas con el fin de comprobar si tengo o he tenido algún virus que me haya provocado dicha fatiga.

Respecto a la medicación le comenté que solía alternar el Paracetamol (1) de un gramo con el Ibuprofeno (2) y ocasionalmente, cuando no podía más, tomaba una mezcla de de Tramadol (3) (37,5 mg) y Paracetamol (325 mg). Me dijo que podía tomar hasta 8 pastillas diarias de estas últimas y me enseñó el vademécum que lo corroboraba. Pero, antes de concluir la visita, cuando le pregunté qué debía tomar, me dijo que no lo sabía, que era yo quien debía ir encontrando qué me producía más alivio. Le expliqué que siempre aguantaba mucho, no me gusta abusar de la medicación, acaba castigándote el hígado y cada vez necesitas más dosis. Él me dijo que hacía bien, que si podía evitar tomar tanta medicación lo hiciera.

Así fue como acabé mi vista, debo volver cuando me visiten el psicólogo y la terapeuta laboral con unas radiografias de columna que  el Dr. Muñoz solicitó a mi doctora de cabecera. Pedí hora en La Unidad de Fatiga Crónica y allí me dijeron que contase con 2 años de espera.

Valoro la honradez y la sinceridad del Dr. Muñoz aunque la verdad también duele.

No ha sido fácil escribir sobre esto pero debía intentarlo. Expresar las cosas es siempre un paso para superarlas, además ¿qué hago yo con el nudo que me quedó en el pecho?

 

 

(1)El paracetamol (DCI) o acetaminofén es un fármaco con propiedades analgésicas, sin propiedades antiinflamatorias clínicamente significativas. Actúa inhibiendo la síntesis de prostaglandinas, mediadores celulares responsables de la aparición del dolor. Además, tiene efectos antipiréticos. Se presenta habitualmente en forma de cápsulas, comprimidos o gotas de administración oral. En la actualidad es uno de los analgésicos más utilizados al ser bastante seguro y no interactuar con la gran mayoría de los medicamentos.

(2)El ibuprofeno es un antiinflamatorio no esteroideo (AINE), utilizado frecuentemente para el alivio sintomático del dolor de cabeza (cefalea), dolor dental, dolor muscular (mialgia), molestias de la menstruación (dismenorrea), dolor neurológico de carácter leve, síndrome febril y dolor tras cirugía (postquirúrgicos). También se usa para tratar cuadros inflamatorios, como los que se presentan en artritis, artritis reumatóide (AR) y artritis gotosa. Se utiliza más que el ácido acetilsalicílico ya que irrita menos el estómago y no es anticoagulante.

(3)El Tramadol es un analgésico de acción central de tipo opioide que alivia el dolor actuando sobre células nerviosas específicas de la médula espinal y del cerebro.

6 comentarios to “Color Esperanza”

  1. Hola guapisima. He leido casi todo y tengo dos cosas que decurte, o son tres jajaja
    a ver, lo primero y mas importante es saber que el dolor se asocia con una depre ligera que hay que evitar a toda costa, ya se que es dificil pero si te conoces a ti misma mejor te puedes ayudar porque la verdad sea dicha y aunque en tu comunidad se ha reconocido la enfermedad eso no quiere decir que tengan una solución por otra parte  es importante saber que la farmacopea no es ninguna panacea y que deberias beber mucha agua.. no; mas… para evitar posibles calculos de riñon. te lo digo porque ya he pasado por este camino y al final he comprendido primero que no se si tengo esa enfermedad aunque si se a ciencia cierta que tengo varias vertebras presionando el nervio ciatico y bla bla bla. MIra ahora me duele todo el cuerpo. jajajaja mis problemas no te pueden ayudar asi que no te los contaré..
    Conclusion personal por si te sirve.
    para el dolor baños calientes de reposo
    Higiene postural asi que ponte derecha y no te tires en el sillon ni aqui jajajajaja
    Y sobre todo no dejes que nunca nunca nunca el dolor afecte tu esstado de animos, esto es quiza lo mas importante. Y ahora despues de leer esto, si es que puedes ya que no veo nada entre tanto verde, si consideras que todo es una tonteria lo borras.. pero el beso no… jajaja 

  2. Pepe, supongo que cuando dices que el dolor se asocia con una drepe ligera quieres decir que puede causarla.Hace
    años que intento tener una higiene postural correcta, incluso me compré
    un sillón que me permite tener la columna recta. Además voy
    periódicamente a la quiropráctica que me hace ajustes de columna.El
    dolor y el agotamiento siempre afectan al estado de ánimo, ¿en qué
    punto? supongo que varían según la persona o según el momento. No creo
    yo que nadie esté contento con un dolor tan fuerte. Pepe, algún
    problemilla tenéis los miopes con el verde, yo lo veo tod verdísimo y
    clarísimo. Intenté cambiar la configuración del espacio por lo que
    respecta a los colores, pero no sé si funciona.Ay! Pepe! qué el verde es esperanza!

  3. Bueno, quizá el saber todos estos datos no te alivie el dolor corporal, pero seguro que un poco de tranquilidad mental si te ha dado, no? Como tu misma dices, a veces lo más duro es justificar ante los demás que aunque a simple vista estés bien, no es como te sientes por dentro…Disfruta de los dias buenos, y trata de sobrellevar los malos de la mejor manera posible, con o sin medicación. Creo que eres una persona muy valiente, yo en tu situación creo que me pasaría el día drogada y en la cama…Mucho ánimo y un besazo fuerte!!

  4. Vaya! hace tres meses no sabía qué era eso de la fibromialgia y ahora, gracias a Carmen me estoy enterando algo más. Es difícil, por no decir imposible, ponerse en el lugar del otro, sobre todo cuando del dolor se trata, asi que dar consejos o palabras de ánimo lo considero lgo inutil.
    Carmen, lo que pueo hacer por ti, es simplemene leerte, leer tus parrafos donde explicas muy descriptivmente el proceso por el que estás pasando (Color esperanza es todo un lamento más por la incapacidad de la ciencia respecto a lgunas enermedades que por la dolencia en sí).
    No te prometo más que el leer tus artículos, dignos de aparecer en la prensa, y tratar de comprender que incluso las teclas que pulsas dejan tras de sí un rastro de dolor en forma de letras en la pantalla de mi, nuestros, monitores…  

  5. Bueno ya te conte que tengo dos buenas amigas que padecen lo mismo que tu, incluso tengo alguna entrada por el blog donde cuento la primera vez que tuve contacto con este tema de la fibro, como me costo entender a mi amiga, asi que entiendo perfectamente que mucha gente o no se lo crea o saque mil conclusiones al respecto… dije arriba dos buenas amigas, pero fijate que una de ellas hace mucho que no tengo trato con ella, ademas de vivir muy lejos (Canadá), de alguna manera y sin motivo aparente se fue alejando no solo en kilometros, eso me tuvo muy preocupada, aunque no fuera la primera vez que se alejaba con cualquier pretexto. Ahora se que todo es debido a su enfermedad, que en ocasiones necesitais alejaros de todo, al menos a ella le ocurre, asi que no puedo estar enfadada por su ausencia o por sus reacciones y sigo esperando a que cualquier día decida volver a ponerse en contacto conmigo y sabes, es muy guapa y se sabe arreglar muy bien… quien no conozca algo de la fibro le sería difícil entender nada…
    Por cierto, ella visito buenos médicos en Estados Unidos y en Canadá, pero resumido es lo mismo que tu cuentas, no hay nada y se sabe menos… pero a ella le dijeron que fuera haciendo paseos, poquito a poco, cada día un poquito más, también cuidaba mucho sus comidas, algunas van mejor que otras y ademas hizo también acupuntura, se sentia mas animada, pero lo que mejor le sentaba era cuando venia a España de vacaciones, decia que el sol le iba de maravillas y realmente se sentia bien, así que no se te ocurra ir a Canadá jeje (un pelin de humor no..?) había un medicamento que aqui tomamos bastante, que siempre se llevaba para alla porque decía que la ayudaba bastante… pero no recuerdo cual era, algo sencillo tipo aspirina creo…
     
    Y ya te dejo que estaras cansada jajajajajajajaja me voy a cenarrrrrrrrrrr Besotessssss

  6. Recuerdo tu entrada sobre la fibro, la leí. Es cierto que muchas veces desaparecemos, no tenemos ganas de muchas cosas. ¿Humor? procuro ponerle todo el que puedo pero hay días muy duros. Es ciertoque el tiempo estable y soleado nos va muy bien  así como el descanso. Respecto al medicamento que utilizaba tu amiga debe ser el paracetamol que, a veces, cuando tienes un brote es como si tomases agua. Gracias por tu apoyo y el de todos lo que así me lo manifestáis.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: