Perder una batalla no debería suponer perder la guerra

Desde que me diagnosticaran la fibro, va ya para cuatro años, he tenido periodos regulares, malos y muy malos. He ido cogiendo bajas periodicamente con una duración de entre 7 días y dos meses. Sólo cuando me diagnosticaron superé ese tiempo.
Recuerdo aquella época, estaba muy mal, agotada por los dolores y la fatiga acumulados durante mucho tiempo. El reumatólogo me dijo que debía coger la baja. Yo no queria y él me advirtió de las consecuencias que, para mi salud, podría tener el no descansar.
Aquella baja la afronté al principio con incerteza, no sabía qué era eso de la fibro. Pero puse la poca energía que tenía en informarme, me leí varios libros sobre Fibromialgia, buceé en internet, entré en foros. Me busqué un centro donde hacer yoga y un tratamiento de medicina alternativa que al final no dió tan buenos resultados como yo esperaba. Salía a caminar cada día hiciera sol, lloviese e incluso un día que nevó.
Pensé siempre que no debía plantarle batalla a la enfermedad, en el sentido de que era inútil luchar contra ella, así que lo mejor era cuidarme y respetar a mi adversaria. ¿Cómo hacía esto? pues siendo consciente de mis limitaciones, buscando periodos de descanso, no sometiéndome a más actividades de las que mi cuerpo pudiese aguantar. Así pues, volqué mis energías en el trabajo y en mis hijas. Mis relaciones sociales fueron disminuyendo, dejé de implicarme en actividades de formación porque guardaba mis energías para esos dos aspectos de mi vida que yo consideraba primodiales.
Mi jornada empieza pronto, a las 6.30 de a mañana. Despierto  a mis hijas, recojo lo que puedo de casa y me voy al trabajo al que entro  las 9 y del que salgo a las 17. Cuando llego a casa me ocupo de las meriendas y debo descasar, normalmente me estiro en la cama, hasta las 19 horas. Entonces vuelvo al ataque con la cena, los deberes, las lavadoras, etc, etc.  
Son demasiadas cosas para mis escasas energías. Así, a medida que avanza la semana, voy consumiéndome para llegar exhausta al fin de semana que me sirve casi exclusivamente para hacer una recuperación de mínimos y volver, el lunes, de nuevo al mismo círculo.
Supongo que después de cuatro años una se da cuenta de que no vive, de que la vida se ha convertido en una mera supervivencia. No puedo hacer planes a largo o medio plazo, ni siquiera a corto porque un día te levantas medio bien y al rato caes en picado.
Nunca quisé plantearle batalla a mi oponente, creí que si la dejaba viajar a mi lado sería algo condescendiente conmigo y me permitiría llevar un vida digna y satisfactoria.
Ahora tengo la sensación de que esta hija de puta me está venciendo.

11 comentarios to “Perder una batalla no debería suponer perder la guerra”

  1.  Y yo me voy a tomar la licencia de pensar que hoy es solo uno de esos días de "bajón", que mañana estarás recuperadísima y estupenda para seguir el camino. Te envio desde aquí muchos ánimos y mucha fuerza.

  2. Pues va a ser que no, que no joder… nada de derrumbes… esta bien eso de si no puedes vencer a tu enemigo únete a el… pero yo que soy una luchadora nata y por supuesto no tengo fibro, no creo en eso… quiero decir que aunque te entiendo y comprendo tu desánimo, no puedes renunciar…
    Quizás porque no la tengo, me es mas fácil decirte esto, es imposible ponerse ni por un momento en vuestro lugar…, para eso habría que sentir el dolor y no es el caso… pero moza, tienes que seguir probando, recuerdas lo de la ozonoterapía y que me decias que no tienes referencias positivas, pues igual le comentaba yo a Lidia y en su caso me comentaba ella que conoce a quien le ha ido muy bien… no sé .. y la acupuntura por ejemplo..?? ya lo hiciste..? hay personas que les ha ido bien…
    No sabes como me gustaría que de verdad hubiera algo que os concediera si quiera una pausa… un poco de no mas dolor…
     
    Chica si es que me quedo sin argumentos joder… te dejo un abrazo suave…
     
    p.d. por ahí abajo vi a Lisa… me alegro que ande por aqui, si le da por escribir ya veras que pasas un rato divertido…es un cielo..;)
     
     

  3. Hola Carmen, Elisa me habló de tu espacio, me parece que hizo muy bien en dejarme tu dirección. Hace años que sufro de fibromialgia y sé muy bien de lo que hablas, en realidad me quedé tranquila cuando me la diagnosticaron, yo me imaginé que la padecía, pero es horrible sentirte tan mal, ir al médico y que te diga que no tienes nada, que salgas y te distraigas que tienes muy buen aspecto, que todo está en tu cabeza. La verdad es que de aspecto si que andamos bien, al menos la mayoría de las personas que conozco. De todos los años que la tengo este es el peor, pero tiene mucho que ver los disgustos, yo llevo un año malo, por tanto los episodios también han sido malos, pero del resto lo llevo bien, ahora tu trabajas muchas horas y es normal que te sientas así, una amiga mía, también maestra estaba fatal, desde que le dieron una baja indefinida se ha mejorado mucho. Yo tengo sesenta años y creo que unos quince que tengo la dichosa fibro, pero te aseguro que le planto cara cada día que pasa, ni se te ocurra bajar la guardia, las personas que le plantan cara, son las que mejor la llevan, tengo una prima de setenta años que con limitaciones está mejor que yo. La verdad es que yo tengo muchas ganas de hacer cosas, lo peor es que el cuerpo no piensa lo mismo, pero me medico lo mínimo, masajes profundos, muy dolorosos, pero que me aflojan la musculatura y me dejan una temporadita mejor, acupuntura cuando me la puedo permitir, flores de Bach, vitaminas, caminar a diario, aunque me duela hasta el alma, y natación, lo mejor que me va es la playa, pero cuando llega el invierno, piscina, que remedio. No te desesperes, pero tampoco debes agotarte, pide todas las bajas que te hagan falta. Espero que no te haya molestado mi visita, te deseo que cada día te levantes con más ánimos y que el próximo año te vaya mucho mejor. Besitos.

  4. A ver, que yo vengo a verte por primera vez desde el espacio de Elisa y… ¿me dices ésto?
    De eso nada monada, ¡NADA DE DERRUMBARSE! y esa hija de puta no te va a vencer porque no nos da la gana.
    He leído los comentarios que te han dejado anterior al mío y ¡¡¡SOMOS 5 CONTRA 1!!!!
    Niña, anímate, yo por fortuna, no tengo ni la más remota idea de lo que puede ser esta enfermedad, pero conozco a Pepi y sé las veces que ha estado mal, así que sólo puedo hacerme una ligera idea.
    Tienes que luchar y ser fuerte, además, qué digo fuerte, si eres superfuerte, ¿tú te has parado a pensar TODO lo que haces durante el día?
    Carmen, yo no tengo hijos y llego al viernes agotada… así que tú eres una SUPERMUJER. A mí me has dado energía y fortaleza.
    Lo dicho reina, que he pasado por aquí para conocerte y ver tu espacio. Te dejo un cargamento de besos y de energías positivas con todo mi cariño.
    No te dejes vencer… qué digo… ¡no la vamos a dejar que te venza!
    Cuídate mucho y valora un poco más todo lo que haces, que a mí me ha parecido digno de un homenaje, eres una CAMPEONA, nena.
    Abrazos cálidos,
    Carmen

  5.  Vamos a ver, vamos a ver…QUIETOPARAOTOLMUNDO!!!! Yo paso a saludar a Carmen y me encuentro aquí a todos mis amigos… Carmen, dime, confiesa (un foco alumbrandote directamente a la cara) cuanto les pagas???? va, CONFIESA!!

  6. Estooooo…. yo venia por no se qué de una paella jeje… pa cuando..??..;)
     

  7. Buenas noches Carmen…….espero que estés mejor de ánimos,no te derrunbes que "la hija puta" como dices no vencera.
    mi madre ahora esta en los 3 días malos dolores fuertes,estamos ahi entre cremas y pastillas haber si baja la intenidad del dolor.
    bona nit……..un abrazote…….y palante como los de Alicante

  8. Hola Carmen; siento mucho lo de tu fibromialgia, quizás a veces és bueno informarse sobre las enfermedades, pero a veces psicologicamente el leer mucho sobre ellas no sea bueno para el estado de ánimo, siempre terminan por ponernos peor.
    La verdad, que és todo un logro hacer todo lo que haces, porque hasta para una persona sin enfermedad, sería bastante costoso trabajar fuera y después en casa, llegando al fin de semana exhaustos.
    Yo, por lo que cuentas, si llevara ese ritmo, creo que no llegaría ni a media semana.
    Así que no te dejes vencer y mucho ánimo. Un saludo fuerte.

  9. Paso despacito para no despertarte, vengo a dejarte un beso y el deseo de que descanses mucho esta noche, mañana ya es viernes, así que te viene el fin de semana para reponer fuerzas. Más besitos.

  10. siento mucho lo que te sucede, la verdad es que yo no estoy muy informada sobre esa enfermedad, pero por lo que has escrito lo debes pasar mal. La verdad es que no se me ocurre gran cosa que decirte, pero espero que no te desanimes y que tires palante como los de Alicante, y si algún día te apetece hablar con alguien no dudes en acudir a mi, que, aunque no me salen las palabras en momentos como este, se me da muy bien escuchar. Ánimo Carmen

  11. ¡Como te entiendo!. Sé como te estas sintiendo, pero tanto, tanto… como que hasta hace algo más de un año me sentía exactamente igual que tú.
    Tengo Artritis reumatoide y ya me había resignado a tener una vida muy diferente a la que había tenido hasta que esta maldita enfermedad llegó a nuestra vida…, cuando la cosa empezó a mejorar.
    Al principio de mi enfermedad, me llamaron varias personas para animarme y contarme como había sido su experiencia y todas me hablaban de dos primeros años muy malos y una mejoría progresiva y muy notable a partir de entonces. En cambio yo llegué a los cinco años y medio de convalecencia sin grandes mejorías y muchos altibajos que me asustaban y me deprimian mucho. Pero desde hace algo mas de un año voy mejorando día a día, tanto es así que mi vida es hoy muy parecida a la que siempre tuve. Sé que puedo recaer en cualquier momento, pero tambien sé que si salí de esta tan dificil, puedo salir de las que vengan. ¡Y tú tambien!.
    Estos años me sirvieron para conocer mejor mi cuerpo y saber que cosas no debo hacer. A mi me afectaban mucho los comentarios de las personas que me decían que no me quejara, ya que yo no estaba haciendo lo necesario: "Que salía poco, que tenía que caminar e intentar hacer las mismas cosas: Como fulanita, ¡Esa si que estaba mal y a base de esto y lo otro salió adelante!". Y yo para demostrarles que estaba poniendo todo de mi parte, intentaba hacer esas cosas que me causaban tanto cansancio y dolor. Y solo conseguí con ello retrasar mi recuperación. Al final opté por no relacionarme mucho con aquellas personas y limitarme mas al entorno familiar mas cercano que eran quienes realmente sabían y comprendían por lo que estaba pasando.
    Yo te aconsejo que dejes de hacer todo aquello que tu notes que, en mayor o menor medida, te perjudica. El trabajo puedes retomarlo mas adelante. Yo ahora si tubiera un trabajo diferente podría reincorporame ( Era reponedora de hipermercado y aunque tardé en resignarme, ya sé que no puedo volver a él) Pero eso ya pasó a un segundo plano, ahora estoy muy feliz porque empiezo a disfrutar de nuevo de una calidad de vida, Ya empiezan a apetecerme las mismas cosas de antes porque ahora vuelvo a disfrutar con ellas y ya no me canso tanto. ¡Y a tí va a sucederte lo mismo!.
    No te desesperes, procura tomar tu medicación que te aliviará de tus dolores y te ayudará en el día a día, no tengas miedo de las secuelas o las adiciones. De nada nos sirve renunciar a tomar algunas cosas por miedo al mañana, cuando no podemos disfrutar del hoy. Mañana Diós dirá. Yo pude soportarlo mejor gracias a la Cortisona y si me trae consecuencias a largo plazo, ya se verá. Sigo con mi medicación y todas las recomendaciones de mi médico y espero seguir mejorando hasta estar al cien por cien, cosa que antes ya me parecía imposible.
    Sé que tu caso va ser parecido al mío. No todas reaccionamos pronto a los tratamientos. No cometas los mismos errores que yo y renuncia a hacer todo quello que notas que no te viene bien. Aguanta un poco más y veras que si no lo fuerzas, pronto tu cuerpo te va permitir hacer poco a poco todo lo que hoy no puedes hacer sin agotarte y espero que enseguida pueda leer aquí que estas notando la mejoría que te deseo con todo mi corazón.
    Un abrazo y toda mi fuerza para que te recuperes cuanto antes. -Angela-

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: