De terapia III

 Me dijo Tere que continuase contando cómo me  iba la terapia. Pues aquí estoy, asistiendo dos sesiones semanales e intentando seguir las pautas que los profesionales que nos tratan nos van dando.
La médicación es fácil tomársela aunque he debido cambiar mucho el chip. Siempre fui contraria a ella por miedo a hacerme adicta pero la verdad es que así no podía continuar porque los dolores eran tan fuertes que me incapacitaban para la vida y me hacían llorar y según el psicólogo, un estado de ánimo bajo hace que el dolor sea más intenso.
Los ejercicios de la fisio también son sencillos y fáciles de realizar aunque debo reconocer que no los hago a diario, siempre salen cosas más urgentes. Eso es lo que yo me digo, pero esa inconstancia no es más que producto de mi carácter que prioriza otras cosas. En ese punto debo trabajar más.
Lo más difícil, ya  he dicho en alguna ocasión, es la parte del psicólogo.Es muy difícil modifcar patrones de conducta aprendidos durante tantos años. Las fibro, a ratos, parecemos aquellos antiguos sufridores del 1, 2, 3, a pesar de sentir dolor debemos acabar con lo que estemos haciendo aunque aquello se convierta en una tortura.
Liver me dejó un enlace en el que me remitía a un libro de Ángels Espeig que se puede encontrar en www.joescric.com Trata sobre una enferma de fibro, la autora lo es, y que se llama Estimar-me, per què no? (¿Quererme, por qué no?) Allí se puede descargar de manera gratuita. El caso, que ya me voy por los cerros de Úbeda, que quizá sea cuestion de amarse a una misma, tenemos una total entrega por los demás y para nosotras sólo las migajas y, a veces, ni eso.
Esta semana he tenido una crisis que voy a llamar terapeútica. Mi mejora había sido notable y, de repente, sin ninguna causa aparente, bajé los infiernos del dolor. He pasado unos días malos, malísimos en los que he vuelto a sentir las puñaladas por todo el cuerpo. Ni siquiera he podido dormir. He llorado otra vez, no sé si más por el dolor o por el retroceso en el tratamiento. He estado agotada y me he dormido por las esquinas en lugares donde no quería dormirme sin poder controlar mi sueño. Pues hoy, no sé por qué, no tengo dolor. No me duele nada. Cada vez entiendo menos esta enfermedad, aunque dice Antonio que no tengo que entenderla sino sobrellevarla. Pero yo me empeño en entenderlo siempre todo, en desmembrar el mecanismo de las cosas para poder entender su funcionamiento y quizá no todo funcione de esa manera tan metódica, tan analítica……
Sigo por los cerros, no sé si por los de Úbeda o si he dejado ya la provincia de Jaén. ¡Al lío, Carmen al lío! Pues intentaba sintetizar pero me he perdido así que eso lo dejo para aquellos que tengáis a bien leerme…Sólo espero no mataros de aburrimiento, que una acaba sintiendose muy unida a sus escasos lectores.
 
Me ha llamado Antonio con carácter de urgencia. Me rectifica porque dice que él dijo aceptar la enfermedad, no sobrellevarla. Juro que, en estos momentos, no estoy para matices semánticos.

7 comentarios to “De terapia III”

  1. hola guapísima, me alegro de que hoy tengas un buen día. Como ya te dije en una ocasión no se me ocurren cosas que decir en situaciones así, pienso que todo lo que pueda decirte ya e lo ha dicho antes todo el mundo y no me gustaría ser poco original, así que te voy a regalar un ciberabrazo muy fuerte aunque sea de lejos, y un ciberbeso enorme, y además una canción preciosa que hace muchos años que no escuchaba y hoy he dado con ella, así que tú vas a ser la primera persona con quien la comparta. Ánimo preciosahttp://es.youtube.com/watch?v=O3lS-69XAgk

  2. No te quepa la menor duda de que te leemos. Si entiendo todo o no, es otro cantar. El caso es que tus lectores tratamos de ponernos en tu lugar (hablo por mi) e intetamos hacerte más llevadera (iluso de mi) tu dolencia.Ciberyrealbeso…

  3. jajajajajaja hayssssss me rio por lo de la rectificación… me hizo gracia… pero yo pensaría como el…creo, o sea quizás esa cuestión pueda ser bastante coherente no..? aunque supongo que debe resultar muy dificil eso de aceptarla…A lo mejor esas reacciones de la vuelta del dolor son normales después de tantos ejercicios de terapia no..? bueno que te voy a decir yo jamia…pero me alegro que ahora no lo sientas…también mi amiga Lidia me escribio ayer y me dijo que lo esta pasando muy mal ahora…creo que este tiempo que hace tampoco ayuda, mas bien al revés…Esta persona del libro creo que es o era profesora también, en Barcelona, fijate tu, ya teneis algo mas en común, y eso al menos es bueno…Huysssssssssss se me ha ido el santo al cielo a mi ahora…ya casi es la hora de irmeeeeeeeeee…besitosssssssssss

  4. Creo que entre todos deberiamos componer una cancion y no para decir. Hablemos del amor una vez mas……… sino, Hablemos del dolor otra vez mas; ay Carmen, si tu supieras…………Tienes que animarte, seguir siempre siempre adelante aunque lleva o truene aunque duela y nos joda la vida………………… siempre pa lante. Mira, en cuanto que mejore un poquillo el tiempo cogeré la moto y si me duele intentaré ignorarlo jajajajajaja. un besito.

  5. Hola Carmen!Ya sé que es más fácil dar consejos que recibirlos, pero si hoy no has tenido dolor, piensa que la terapia empieza a funcionar.Las terapias suelen ser a largo plazo, pero si eres constante, seguro que mejorarás y podrás "aceptar" la fibro.Si no, siempre te queda pasar por el consultorio del Jordi! Núria tiene el teléfono!.Un besazo.

  6. ¡Hala!, ¡todas al Jordi! con un vale descuento. Gracias a tod@s por vuestros ánimos.

  7. Aunque con retraso, aquí estoy, ya me leí despacito tu III Terapia, lo de quererse, te juro que funciona. Yo ya di el paso de cuando no puedo se acabó, antes me ponía fatal si no podía terminar algo que estaba haciendo, ahora lo dejo sin remordimiento, mira tu sin yo saberlo, voy avanzando. Aunque con achaques, estoy llevando bastante bien el frío de este invierno, ahora, dejé de tomar la vitamina C y me puse peor, ignoro si fue casualidad, pero a los pocos días de tomarla, me empecé a mejorar, así que sigo con la C y la B6, también es cierto que el saber que yo tenía razón cuando decía que lo del cuello no tenía nada que ver con la fibro, eso me ha dejado más tranquila, al menos que te escuchen. Tu sigue contando y por favor, quierete mucho. Besitos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: