El caos: origen del orden

edificiosDesde que empecé el tratamiento en el hospital se inició en mí un trabajo de introspección. Estoy en ello, descubriendo o permitiéndome ver aquello que he tenido oculto. No por escabroso o inconfesable sino porque me sitúa frente al espejo y me permite ver todas aquellas aquellas distorsiones que una pretendía disimular. Así pues, he descubierto que tengo una madre excesivamente exigente para la que nunca algo es bastante. Que, supongo que producto de ello, soy muy exigente conmigo misma y con aquellos que me rodean aunque siempre tengo en cuenta lo que cada uno puede dar y me adapto a ello.

Siempre digo que no quiero a mi lado trozos de carne sin talento. Creo que las personas debemos ser capaces de desenvolvernos en la vida en todos los planos que nos permitan la supervivencia. Creo firmemente que los padres y madres debemos hacer que nuestros hijos no nos necesiten. Que sean inteligentes y hablo de inteligencia como la capacidad de adaptarse  al medio. Sería triste que mis hijas tuviesen unos brillantes resultados académicos y no fuesen capaces de desenvolverse en la vida diaria resolviendo los problemas cotidianos que pueden ir desde asistir a una entrevista de trabajo, hacerse una matrícula, resolver una incidencia con el ayuntamiento, hacerse una comida sana, coserse un botón o arreglarse un enchufe. Sería penoso que no tuviesen una desarrollada inteligencia emocional y ante el más mínimo conflicto o la más mínima frustración se viniesen abajo.

La enfermedad mental es la enfermedad del futuro junto con el cáncer. Cada vez más nos cuesta adaptarnos a esta sociedad competitiva, consumista e individualista. Es por eso que debemos preparar a nuestros hijos con un buen colchón emocional.

Estoy pasando unos momentos difíciles, de bajón. No es fácil asumir una enfermedad que te limita física y mentalmente cuando has sido alguien que ha creído comerse el mundo. No es fácil ver que es ahora el mundo quien te come a ti.

En la vida hay muchos momentos en que todo parece venirse abajo, desmoronarse. Soy de las que piensan que es en estos momentos cuando uno tiene la oportunidad de poner cimientos más sólidos aunque el precio, a veces, sea enterrar algunos cadáveres.

10 comentarios to “El caos: origen del orden”

  1. ánimo Carmen, hay días en los que no ves más que nubes, y estas no te dejan ver el maravilloso sol que hay detrás, a mi tambien me ha pasado, y me sigue pasando.En el corazón de todos los inviernos vive una primavera palpitante, y detrás de cada noche, viene una aurora sonriente. (Khalil Gibran)Por cierto, yo no sé arreglar un enchufe.Besos

  2. mi luz Says:

    estás inmersa en un barullo emocional no?.Muchas cosas que se amontonan en la cabeza y que nos hacen sentir mal.Piensa que es una etapa,un mirar atrás,y a veces sirve para no caer en errores en el futuro,tanto para relacionarnos con los que nos rodean como para ayudarnos a nosotras mismas.Un beso,de vez en cuando tenemos derecho a bajón ,,,,pero que sea cortito eh?

  3. Carmen Says:

    Pues sí, tú lo has dicho, un barullo emocional. Debo aprender a aceptar cosas y eso cuesta lo suyo pero no me da miedo. En peores plazas he toreado y he salido por la puerta grande.

  4. Mayson Says:

    Sí, estás de bajón. No me cabe duda.Quizás, debido a la exigencia de tu madre estás donde estás. A ellas, a nuestras madres les costó mucho ser ellas mismas, quizás no lo consiguieron. Pusieron mucho empeño para que nosotras no tuviésemos su vida, la de nuestras abuelas, bisabuelas… y así durante generaciones.Quizás en estos momentos es su forma de ayudarte, aunque no sepa.Te doy la razón en que la inteligencia consiste en la adaptación al medio (yo también digo siempre eso, jajajá) y que nuestra labor de madres consiste en hacer de nuestros hijos seres libres y por tanto no dependientes.Como madre de un chico, te diré, que son de una dependencia… absoluta! Y después hablan del sexo débil… Con 19 añazos no ha abandonado la adolescencia!! Pero ya dicen… de madres gallos, hijos gallinas.Y para que te animes, te dejo algo que a mí me sirve en momentos bajos.http://www.youtube.com/watch?v=Uct62pOulHgTe lo quería poner a pantalla completa pero han desactivado la URLHoy vas a descubrir un nuevo mundo para ti….Un abrazo!!!!

  5. Anda, mujer… cómo que bajón???Bajón sería si no fueses capaz de hilar los conceptos. Pero si nos das lecciones, al menos a mi. Venga, ya sé que hay días más tontorrones. Eso le ocurre a cualquiera. Y a ver si enseñas dientes en las fotos, que tu sonrisa y tu socarronería es la que hace tirar palante. A ti y a otros. Venga, ya has estado un ratito de "bajón"… ahora otro poco de caminito…Por cierto, te adelanto que estoy escribiendo algo que te enviaré, a ver qué te parece.Besos, Carme…

  6. Ai las madres! Si yo te contara! Por no hablar de los padres, en mi caso!Todos tenemos derecho a estar mal unos días, a que nos mimen y nos cuiden los que están cerca de nosotros. El problema es que las madres creemos que tenemos que cuidar siempre a los demás y nos cuesta aceptar que nosotras también necesitamos unos cuantos mimos de vez en cuando.Para poner mi granito de arena, te mando un besazo!

  7. Es lógico tener altibajos, si ya los tenemos en una vida diaria básica, el resto acrecienta esos bajones.Una cosa debo decirte amiga que ya sabes tu por lo que he leído, en esta sociedad hay que saber valerse por sí misma, y la vida emocional, esa que se ve afectada por la salud, el amor, el trabajo, es la que más hay que reforzar, se dice fácil, lo sé, pero en privado te contaré el porqué lo digo, echarle un par de ovarios y plantarte , decir, ahora se lo que hay, soy consecuente con lo que tengo porque no se puede evitar, pues ahora a buscar soluciones, hay pocas, pero paliativas, eso ahora, pero en unos meses o años, puede dar un giro radical, incluso en días puede aparecer algo nuevo, no es que se aparque la búsqueda de soluciones, en los laboratorios siguen dando vueltas a soluciones, el problema aquí en España, es la falta de inversión en investigaciones y lo ralentiza todo muchísimo, grandes eminencias se van ido de aquí porque no pueden aplicar sus investigaciones y les atan las manos, pero …por ejemplo….(que no es el tuyo), quien iba a decir que iba a salir un tratamiento para el VIH???, y ahora frena la evolución de la enfermedad aunque no la elimina, pero saben que hay vida por delante ; para la espondilosis antes no había nada, ahora sí, un suero que te permite hacer vida normal aunque te queda la rigidez, etc..etc…Lo que más nos acelera en nuestra salud, es el abandono, hay decaimiento, se deja de comer por apatía hacia todo, bajan las defensas y nos encontramos peor, pero no por culpa entera de la enfermedad, sino porque nuestra ingesta es deficitaria y nos hace estar peor.Pon freno a tus ideas y ánimo que puedes y vales. Mímate, cuídate … que días bajos y malos tenemos todos, con o sin o las dos cosas.Un besazo y disculpa mi mitín. Pero te entiendo y sé lo que digo.

  8. Caray Carmen, si que estas de bajón, si que tiene que ser duro asumir todo eso, pero vamos que por lo poquito que te conozco yo pienso que tu eres una persona muy capaz de levantarte de nuevo y tirar para adelante, piensa que bajones los tenemos todos aun sin ninguna enfermedad, a veces hay otras circunstancias igualmente duras que los provocan, eso también hay qu asumirlo, quiero decir que no podemos estar siempre al cien por cien ni siquiera al setenta.Pienso que ciertamente eres muy exigente contigo misma, no se con los demás pero me da la sensación que si eres muy perfeccionista y a veces hay que bajar el listón, tampoco debe ser muy bueno eso de que todo salga o sea perfecto mujer…Sabes que cuando me fui de casa sobre los 19 años por supuesto a mi madre no le sentaba nada bien y me preguntaba que si estaba bien en casa porque motivo quería irme, recuerdo perfectamente que le conteste que para aprender a resolver problemas que en casa ni me iba a enterar que los hubiera porque ellos (mis padres) los resolvian, y vaya si he aprendido con el tiempo, y sin ninguna carrera universitaria… y ahora tengo una pelea diaria con mi hijo para que se espabile, no es que no sepa, pero con 21 años piensan que ya lo saben todo, pues no les queda nada uffff…En fin moza amunt ese ánimo vale… y oye, si no sales por la puerta grande tampoco pasa nada, te aseguro que hay un montón de puertas por donde puedes salir con la cabeza bien alta…Un besazo mu grandeeeee

  9. AnToNiA Says:

    Hola wapa!!!Mi niña bajones se sufren muchas veces en la vida,lo importante es saber levantarse más refortalecida y con ganas de arañarle a la vida hasta el último minuto de felicidad.Yo tuve un bajón de los fuertes,me costó muchísimo volver a levantar cabeza,pero a base de mucho esfuerzo y de devolverme la confianza a mi misma,logré superar la caida en picado.Muchos besos Carmen,de esta otra catalana.

  10. Kitaro Says:

    Bueno, por aquí ando leyendo las entradas, porque hacía tiempo que no entraba en los spaces, ni siquiera en el mio.Las enfermedades no son fáciles de asumir, pero en la medida de lo posible seguro que te sigues comiendo el mundo luchando contra esa enfermedad que no és poco. Hay que pensar que no somos máquinas y sí humanos, y el cuerpo humano és la maquinaria más complicada y en muchos casos hace que no nos podamos adaptar al medio todo lo que quisiéramos, pero hay que quitarse esa sensación de culpabilidad que no tenemos. Sólo que cuándo no podemos correr, andamos y cuándo no podemos andar, vámos cómo sea, pero siempre con la intención de comernos el mundo lo mejor que podamos.Si no nos podemos adaptar al medio, tendremos que hacer porque el medio se adapte a nosotros, pero nunca decaer.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: