Los hijos y la fibromialgia

Copia de Copia de escanear0023 Leo una entrada de blog titulada Padres con Fibromialgia.  Me parece una entrada almibarada y alejada de la realidad.
 
“De hecho, creo que la fibro ha sido una bendición porque me ha obligado a tomar las cosas con calma y a conocer realmente a mis hijos.”
 
¡¡¡Y una mierda como un piano de cola!!!
 
Perdonen ustedes mi exabrupto pero me ha sido imposible contenerme.
 
Desde muy joven padecí síntomas de fibromialgia. Dolores, agotamiento, pero todo ello fue incrementándose con el paso del tiempo. Hubo un momento de mi vida en que mi sistema nervioso se sobrecargó de tal manera que me cortocircuité y acabé cargando con esta enfermedad crónica.
 
El trabajo como maestra conlleva mucha responsabilidad y mucho estrés mental. Además tengo un carácter excesivamente perfeccionista y responsable, probablemente debido a una falta de autoestima como ya he dicho en otras entradas. Si se me permite el vulgarismo, debía ser la más mejor.
 
Fui madre con 32 y 34 años, además trabajaba y mi marido se tomaba su trabajo tan en serio que su implicación en el hogar y en la familia prácticamente se limitaba a aportar recursos económicos y a dar más trabajo en casa. Si le preguntasen a él tendría otra opinión pero como este es mi blog escribo lo que percibo y lo que me da la gana.
 
Como eran tan perfeccionista acabé durmiendo unas 4 horas diarias porque después e trabajar toda la jornada, venir y cuidar a mis hijas, hacer las tareas domésticas y el trabajo que los maestros nos traemos a casa era lo único que me quedaba.
 
Cuando mis hijas tenían 7 y 9 años decidí separarme.
 
Fue en ese momento cuando mejor empecé a sentirme conmigo misma. Cuando me deshice de la rabia que tenía contra alguien que yo creía que no miraba por mí. Cuando la enfermedad me pilló desprevenida y se desató con toda su furia.
 
Ser madre con fibromialgia no es fácil. ¡Qué cojones vas a ser una bendición! Es un tormento porque sufres en carne propia los dolores y el agotamiento y cargas con el sentimiento de culpa por no poder atender a tus hijas como merecen.
 
No es una bendición no poder acompañarlas a alguna actividad porque no puedes ni caminar.
No es una bendición decirles que si quieren cenar tienen que meterse una pizza en el horno porque no te tienes de pie.
No es una bendición que te vean llorar de dolor.
No es una bendición que sufran tu mal humor y tu ira porque no puedes soportar más los dolores que se clavan como dentelladas calientes sobre tu carne.
 
Ellas maduran más que otros niños pero eso tampoco es una bendición porque los niños, como la buena fruta, tienen su tiempo.
 
Ellas han madurado también a fuerza de dolor y ese dolor no hace más incrementar el mío.

11 comentarios to “Los hijos y la fibromialgia”

  1. Andreeannette Says:

    Es un arte saber usar el vulgarismo para dar la descripción ya analisada avec una flexibilidad muy energica que describe el resorte de las reacciones vivas.Aqui veo que con tu experiencia propia y manera de ser luchadora has conseguido tus objetivos.Haz descrito muy bien esos dolores. Te admiro porque la vida no es facil en esas condiciones.Un abrazo:Andrée-Annette.

  2. Liver Says:

    Quieres decir que quien escribiera eso no estaba bajo los efectos de algún sedante..?? es que a pesar de no padecer yo la enfermedad, me parece increible que alguién pueda considerar como una "bendición" ninguna de ellas, sea cual sea, claro que hay gente que se fustiga (no se si es la definición adecuada jeje)… desde luego es para sentirse cabreada ante esas afirmaciones, eso no hace si no perjudicar aun mas, creo yo… "mira tu, como es una bendición lo vamos a dejar ahí y que siga bendiciendo", la persona en cuestión creo que no ha tomado conciencia de sus propias palabras… en fin lo dicho anteriormente.Besos guapaaaaaaaa y que tengas una buena semana, aunque sea pasada por agua de nuevo.

  3. Hola Carmen he venido corriendo después de ver la nevada en Cataluña, me encontré con las fotos que has puesto, te diré que estoy asombrada, no recuerdo nada igual, vamos no es que lo diga yo, lo decían los catalanes a los que le preguntaban, es que lo escuché por la radio esta mañana, pero no había podido ver la tele hasta ahora, me asombró la playa toda nevada, me imagino que habrá sido algo espectacular. En cuanto a tu entrada, pues hija opino igual que tu, quizás yo sea más conformista, y siempre piense que hay cosas peores, pero desde luego le doy gracias a Dios por estar sana, o al menos que los dolores no me ataquen mucho, aunque ahora lo que tengo es la dichosa fatiga, pero vamos que no se me ocurriría a mí tirar cohetes por tener esto. Disfruta de tu ciudad nevada, y sé feliz con esas hijas maravillosas que tienes. Besitos.

  4. angels Says:

    Hola Carmen, què bé t\’entenc! ufffff. Jo també estic passant una etapa baixa i hi ha dies que em seria molt fàcil tirar la tovallola però… No ens queda altre remei que aguantar i desitjar que aviat es trobi remei a les nostres dolències. Em sento afortunada d\’haver millorat molt del dolor amb l\’ozonoteràpia (t\’ho he comentat molts cops) encara que la fatiga i el cansament no hi ha manera de solucianor-lo. Cuida\’t molt, petonets

  5. Hola me llamo Patricia hace un año que padezco fibromialgia y te entiendo muy bien,me gustaria ser madre pero se que va a ser muy dificil los dolores,el agotamiento,nadie que no lo padece te entiende

    • Una de las peores cosas que tiene esta enfermedad es que es invisible y por tanto incomprensible.
      Si quieres ser madre hazlo, a pesar de las dificultades siempre encontrarás grandes recompensas. Eso sí, sé consciente de que el camino es duro.
      Saludos

  6. Tienes toda la razón, no es ninguna bendición.
    Tengo 34 años 2 hijos de 4 y 8 años que son pura energía. Yo la sufroi muchos años a unos niveles “bajos”, me permitía salir, jugar, saltar, correr, trepar,… Y además se me daba bien. mis hijos y yo disfrutábamos de lo lindo.
    Hace 2 años la fibro explotó.
    Y eso de saltar, correr,…se acabó
    Y que si, que hay otras cosas; jugamos a videojuegos, a cosas tranquilas,… Pero es que eso ya lo hacíamos antes cuando yo estaba cansado y ahora lo hago si tengo fuerza.
    No quiero entrar a juzgar la positividad con la que esa persona lo ve, yo me considero positivo, pero no. No veo que sea una bendición por ningún sitio.
    Gracias por el post; upf que bien me he quedado.

    • Estás como yo, hijos que se llevan dos años. Es muy duro. En mi caso mis hijas se han hecho adultas, ya tienen 20 y 22, son muy maduras y son las que me dan fuerza. Creo firmemente que los hijos maduran y crecen mas empáticos al haber tenido una madre con discapacidad.
      Te deseo lo mejor.
      Saludos

  7. carolina Says:

    ay querida…leer tus palabras solo me confirma que NO QUIERO TENER HIJOS. tengo 27 años pero en realidad me siento mas peque. Esto de tener fibromialgia desde que tengo uso de razón, limitandome todo el tiempo a ViViR no ha sido algo lindo. Ahora el imaginar mi vida atendiendo, primero a dos personas (mi esposo y yo) y posteriormente 3 o más no me llena de ilusión en lo absoluto. Odio ver como algunas personas no tienen el valor de aceptar su realidad, de aceptar que el tener hijos y luego les cae la fibromialgia no les ha hecho trizas la existencia en un sin fin de aspectos. Tu si lo has hecho y te felicito y agradezco. Necesitaba leer un tanto de sinceridad desde hace mucho.

  8. ay querida…leer tus palabras solo me confirma que NO QUIERO TENER HIJOS. tengo 27 años pero en realidad me siento mas peque. Esto de tener fibromialgia desde que tengo uso de razón, limitandome todo el tiempo a ViViR no ha sido algo lindo. Ahora el imaginar mi vida atendiendo, primero a dos personas (mi esposo y yo) y posteriormente 3 o más no me llena de ilusión en lo absoluto. Odio ver como algunas personas no tienen el valor de aceptar su realidad, de aceptar que el tener hijos y luego les cae la fibromialgia no les ha hecho trizas la existencia en un sin fin de aspectos. Tu si lo has hecho y te felicito y agradezco. Necesitaba leer un tanto de sinceridad desde hace mucho.

    • Carolina, tener o no hijos es una decisión muy personal.
      Tener hijos no es fácil, tenerlos con finromialgia lo es aún menos y de ello hay que ser consciente. Personalmente, si pudiese volver atrás, volvería a tener a mis hijas, son las que me dan la fuerza para seguir a pesar de todo el dolor y el sufrimiento.
      Tener hijos o no debe ser una decisión consciente valorando todas tus circunstancias personales. Sea cual sea tu decisión es respetable.
      Saludos y mucha fuerza

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: