Uso y abuso del castellano I

Este pasado mes de julio, mientras paseaba por el pueblo donde veraneo con mis hijas y mis sobrinos, observamos un cartel. Estaba escrito a mano, fotocopiado sobre un papel tamaño folio y sujeto a la pared encalada con cinta adhesiva marrón de un ancho considerable. gatica 2

Los niños, todos ellos escolarizados por ley, no pudieron evitar carcajearse del texto, afirmando que debía tratarse de una broma porque no era posible , según ellos, que alguien que escribiese tan mal se atreviese a exponer públicamente ese texto.

El texto, tanto por la caligrafía y la ortografía,  denotaba una falta de instrucción del autor o autora. Intenté explicarles lo penoso que me resultaba porque lo que evidenciaba era que la persona que lo había escrito no había tenido las oportunidades que ellos tienen a su alcance, porque hace relativamente poco no todo el mundo podía asistir a la escuela, y que, por tanto, ellos debían hacer todo lo posible por aprovecharlas.

Es admirable que personas con esas carencias y sabedoras de ellas utilicen la lengua para su fin primero: comunicarse.

No hace falta decir que los cuatro buscaron en vano la gata con una pintica blanca en el rabo y que la recompensa ascendió a 200 € con el paso de los días.

Mañana les contaré otras de mis observaciones veraniegas sobre el uso y abuso del castellano.

5 comentarios to “Uso y abuso del castellano I”

  1. jejeje, que bueno y que triste a la vez. Yo hace tiempo i un cartel que me encantó, decía algo así como: local alquilado para buti del pan

  2. Txetxu Says:

    No hace mucho comenté con la logopeda (tengo dificultad en la pronunciación) que tenía entonces: “Cuando estudiaba, en todo el examen de selectividad te permitían sólo dos faltas de ortografía.”“Pues si lo hacen ahora no aprueba nadie.”Y es verdad que tengo amigos en Tuenti que los intento leer y “se me cae el alma a los pies” ¡no puedo!

  3. Hola Carmen, a mi me da una pena tremenda ese texto, por mi edad, me tocó conocer personas, que apenas pudieron ir al colegio, se tuvieron que quedar en casa para cuidar a sus hermanos pequeños, mientras sus padres se iban a trabajar, por desgracia se perdieron muchos talentos, esas personas mayores que conocí, tenían un sabiduría innata en ellas, tu imaginate si llegan a tener estudios. Lo que me sorprende es la faltas de ortografía de la gente joven, es algo que no logro entender. Mi hija me lo comenta a cada momento, alumnos que suspenden por tener muchas faltas de ortografía. Feliz domingo. Besitos.

  4. Opino como tu Carmen, muchas personas no tuvieron la suerte de aprender y sus causas personales les obligaron a simplemente "defenderse", pero …. por encima de ese sentido de poder ser juzgados y crticados, han antepuesto el amor de encontrar su gatita, me parece ….una dulzura esta actitud.Muchos bsts con cariño y un fuerte abrazo, sigue disfutando y contándonos guapa,muackssss

  5. Kitaro Says:

    Bueno, ese texto no necesariamente tiene que estar escrito por una persona mayor que no ha tenido oportunidades de escolarizarse, por la letra parece más bien de un niño o niña de unos 8 años aproximadamente. Un saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: